Una tía zorra llega a un bar a seducir al encargado, la puta es bastante linda y no le cuesta mucho calentar al tío, se echan un polvo fenomenal con corrida en la cara incluida, buen lugar para follar, no hace falta mas que un poco de espacio y una tía zorra que no le importe no follar en la cama.

Category: Jovencitas